Don Aurelio Ramírez

Don Aurelio Ramírez vive en Amatlán Morelos, es heredero del legado de cuatro generaciones de curanderos tradicionales. A los doce años recibió el llamado para convertirse en granicero. Los graniceros son los trabajadores espirituales que se relacionan con los espíritus del tiempo o el clima, son los intermediarios que ayudan a favorecer las cosechas y prevenir desastres como el granizo que puede destruir las cosechas.El joven Aurelio iba sobre una mula cuando le cayó un rayo. El recuerda haber despertado a unos metros del camino, con los ojos cegados por la luz, sin saber lo que le sucedió. Después de ese incidente empezó a saber cosas, como cuándo iba a llover o a dónde se había ido el ganado. Su madre, la reconocida curandera Doña Vicenta pronto se percató de que Aurelio había adquirido el don de la sanación. Hoy Don Aurelio atiende pacientes en su casa en Amatlán y ha participado en numerosos encuentros de guardianes de sabiduría indígenas y graniceros, donde ha sido invitado a compartir sobre la sabiduría ancestral de su pueblo.

Pin It on Pinterest